Sin categoría

Pautas de nutrición de nuestro coach para el confinamiento

PAUTAS DE NUTRICIÓN DE NUESTRO COACH PARA EL CONFINAMIENTO

¿Cómo estáis llevando el confinamiento? Espero, sobre todo, que estés bien de salud…eso es ahora lo más importante…

 CÓMO DEJAR DE COMER POR ESTRÉS

Cuando comemos por estrés, normalmente no conseguimos mitigarlo y, si lo hacemos con demasiada frecuencia, puede que ganemos unos cuantos kilos.

Mucha gente come por motivos emocionales de vez en cuando pero cuando lo hacemos por sistema como respuesta a los pensamientos y sentimientos negativos, es el momento de tomar medidas.

Hay signos reveladores que pueden ayudarte a distinguir el hambre emocional/comer por estrés de la verdadera hambre física.

1 – Cuando comemos por motivos emocionales, solemos hacerlo de forma repentina. Por su parte el hambre física suele aparecer de forma gradual. Empiezas a sentir hambre pero puedes esperar a comer, lo cual te da un tiempo para elegir bien y saciar el hambre con alimentos saludables.

2 – Comer por estrés suele causar un antojo en alimentos ricos en azúcares, grasas y calorías excesivas

3 – Cuando tu hambre física está saciada eso indica que ya has comido suficiente y normalmente paras de comer. Pero cuando las emociones son el factor causante, es fácil no escuchar lo que está diciéndote tu estómago

4 – Es posible que comer por estrés te levante el ánimo momentáneamente; luego con la misma rapidez, aparecen la vergüenza  y la culpa. En cambio cuando terminamos una comida que ha satisfecho nuestra hambre física, no solemos sentirnos culpables

CONSEJOS PARA AFRONTAR EL HÁBITO DE COMER POR ESTRÉS

1 – Lleva un diario de alimentación – Esto puede ayudarte a ver lo que provoca que comas por estrés. Cada vez que sientas la necesidad de comer, anota cuanta hambre sientes en una escala del 1 al 10 (1=Estoy a punto de desmayarme de hambre; 10=Estoy tan lleno que tengo que aflojarme la ropa)

2 – Admite tus emociones – Sabes que las emociones son lo que te hace comer por estrés, así que. ¿Por qué no reconocerlas? Es normal sentirse enfadado o solo o aburrido en ocasiones. Las emociones pueden ser desagradables pero no peligrosas

3 – Mejora tu capacidad de afrontar los problemas – Cuando te estreses, prueba a preguntarte:”¿Qué es lo peor que va a pasar si no como?” Sí, puede que tu nivel de estrés aumente un poquito pero la emoción pasará. Practica a tolerar las emociones

4 – Busca alternativas a la comida – Dedica unos momentos a reflexionar sobre tus emociones y piensa en cómo puedes resolver tu problema. Haz una lista de cosas que puedes hacer en lugar de comer, escuchar música, leer  un libro, algo de ejercicio, meditar …

5 – Desprende tus malos hábitos – Las personas que comen por motivos emocionales refuerzan continuamente la idea de que la mejor manera de abordar las emociones negativas es la comida. Por lo tanto es necesario “desaprender” tus malos hábitos y practicar a hacer algo distinto de comer cuando tengas un mal día.

6 – Espera a que pase – Las personas que comen por motivos emocionales suelen tener miedo de que, si no satisfacen la necesidad de comer, cada vez tendrán más ansias. Sin embargo, cuando practican tácticas de demora, a menudo se sorprenden al ver cómo las ansias pasan sin más

 

Si quieres que revisemos tus hábitos de alimentación clic aquí https://www.survio.com/survey/d/E2R9E5A9F8X3B9J6W

También disponemos de una plataforma donde tenemos habilitadas diferentes actividades deportivas y para diferentes niveles.

Si estás interesad@ ponte en contacto conmigo:

Coaching en Nutrición y DeporteManuel A. Fernández
Tfno: +34 629 71 36 77 – fernandezbada@hotmail.com
¡Compártelo en tus redes!
COMPARTIR