Campo

Pepe Quimarán

Resultado

U.D. Llanera B (0 - 2) Juvenil B

Crónica del partido

OBJETIVO CONSEGUIDO

Este pasado sábado, tras 17 encuentros disputados, conseguíamos alcanzar el objetivo de permanencia matemática que llevábamos buscando durante toda esta apretada liga, pero más concienzudamente estas últimas jornadas, pues el empuje de los equipos de abajo hacia cada vez más difícil puntuar en cada partido. El rival ante el que conseguimos este logro fue el Llanera “B”, equipo cercano en la clasificación que buscaba con el mismo ímpetu que nosotros la permanencia. De esta manera, nos enfrentamos a un equipo duro, reforzado con jugadores de Liga Nacional, y que había demostrado durante toda la temporada que se hacía grande en su campo.

El comienzo del partido dejó patente la intensidad e importancia de este encuentro, y pronto los dos equipos comenzaron a buscar la portería rival, con el objetivo de adelantarse desde un inicio en el marcador. Las ocasiones más claras tanto al inicio del partido como en el transcurso de este fueron protagonizadas por nuestros jugadores, que salieron al campo muy enchufados y con la única intención de ganar el partido. Así, en el minuto 16, y tras algunas ocasiones que no encontraron la red, una falta botada desde la izquierda es rematada con calidad por Enrique, que nos adelanta en el partido. Tras el gol, el juego de los nuestros mantuvo tanto el ritmo como la intensidad, lo que hizo que disfrutáramos de grandes ocasiones en la media hora que restaba antes de llegar al descanso. Sin embargo, la falta de precisión en los remates no nos permitió obtener una mayor ventaja antes del descanso.

Tras el descanso, la intensidad y compromiso de los nuestros no se vio alterada. Durante estos 45 últimos minutos el equipo local aumentó la intensidad en ataque, buscando el empate que le daría algo más de tranquilidad de cara a la última jornada de liga. Esto hizo que dejaran bastantes huecos en defensa, y nuestros jugadores aprovecharon esta debilidad defensiva montando rápidos contraataques que iban desgastando poco a poco a los jugadores rojiblancos, forzados a correr una y otra vez a la espalda. No obstante, todo esto no hubiese sido posible sin el gran compromiso defensivo de todos los jugadores, tanto los titulares como los que fueron saliendo a lo largo de la segunda parte. La solidez defensiva nos permitió mantener la portería a cero y salir rápido a la contra. En una de estas, terminando ya el partido, tras una gran internada por banda de Pablo Ros, el balón queda muerto a pocos centímetros de la línea de gol, y Juanpe es el encargado de machacar el encuentro con el 0-2 en el minuto 86. Así llegaríamos al final del encuentro, en el que la alegría visitante inundó el Pepe Quimarán, para disgusto local. El fin de semana siguiente trataremos de terminar la temporada de la mejor manera posible, ante el Beredi.

Goles: Enrique y Juanpe

¡¡¡1, 2, 3 ESTADIO!!!

¡Compártelo en tus redes!