Campo

El Cristo

Resultado

Liga Nacional (3 - 3) Real Oviedo B

Crónica del partido

PUNTO ESCASO

Llegaba en la tercera jornada de Liga Nacional la visita al Cristo del Real Oviedo B, equipo llamado a ser uno de los cocos del campeonato. Se presuponía un partido duro y donde el Estadio iba a sufrir ante el dominio de la posesión que suelen tener los equipos azules en esta categoría. Pero el juvenil del Estadio 22/23 no se amilana ante ningún rival y el partido tuvo claro color blanquiazul, en lo que resultó un encuentro muy disputado y entretenido para el espectador.

  

Empezaba el partido con el Estadio jugando en campo azul, el sábado de naranja, presionando la salida de balón e impidiendo que el Oviedo pudiera combinar y acercarse a los dominios de Hugo Escobar. La posesión era de los del Cristo que no terminaba de materializarse en ocasiones claras de gol. Tan solo un acercamiento en el minuto 11 tras un buen cambio de juego de David hacia la izquierda a Enol, y el centro al área de este lo despeja la defensa antes de que Iker pueda llegar al remate. Cuando se cumplía el primer cuarto de hora de encuentro llegaba el primer tanto del partido. Una falta en el centro del campo la bota David al área. Hugo Vidal saca la chistera y embolsa el balón con la pierna derecha para rematar a la media vuelta con la zurda y batir al sorprendido portero azul. 1-0 . La respuesta oviedista llegó 4 minutos después en su primer acercamiento al área. Un balón por el ataque derecho termina en un centro al área que Pablo Barroso despeja levantando en exceso la pierna. El arbitro decreta libre indirecto en el área y el saque de la falta, con todo el Estadio sobre la línea de gol, lo transforma Coballes en el empate al mandar el esférico cerca de la escuadra. El gol rompió un poco el control del partido de los locales y el encuentro pasó a ser un toma y daca. En el 22 pudo devolver Hugo Vidal la ventaja si su jugada dentro del área no la despejara el portero visitante y en el 25 una jugada por la derecha de la delantera oviedista termina en un remate cruzado que despeja Hugo Escobar con apuros. Un minuto después un nuevo acercamiento visitante por la derecha termina en un centro al área. La defensa no mide bien y el delantero Alex remata de cabeza inapelable, sin que Hugo pueda hacer nada. 1-2 y efectividad máxima de los carbayones que contaban sus acercamientos al área casi por gol. No le perdió la cara el Estadio al partido y siguió dominando al Real Oviedo con su juego. Pudo empatar en el 34 cuando Pelayo mete un gran pase interior a Iker que llega antes que el portero pero no consigue enfocar portería y su centro posterior lo despejan los centrales. Tampoco llegó en el 42 el buen delantero local, en un trabajo incansable durante todo el encuentro, al remate en una buena jugada por la izquierda entre Milans y Marcos, que se va por línea de fondo, y que terminó un un centro raso despejado de nuevo. Respondía el Oviedo en un contraataque un minuto después con una jugada en la frontal que despeja con el pie Escobar ante el chut cruzado del extremo visitante. Y con el tiempo cumplido Enol se va por la izquierda y su centro lo aleja un jugador visitante cuando Alex ya se disponía a golpear y devolver las tablas al electrónico. Con 1-2 se llegó al descanso y la sensación de que el resultado no era nada justo para el merecimiento de los nuestros.

El segundo acto empezaba con fuerza y un gran robo de Nacho en el 49 que mete un pase en profundidad a Iker para que se vaya en carrera de su marcador y sea derribado por el guardameta visitante en un claro penalti. Pelayo lo transforma con tranquilidad devolviendo la igualada. Al Oviedo le costaba sacudirse el dominio de los de casa y tuvo que esperar al 53 para acercarse por primera vez en el segundo tiempo al área local. Un córner botado desde la derecha en donde de nuevo Alex de cabeza, entrando solo, remataba a portería. Hugo Escobar detenía encima de la línea, pero el árbitro encima de la jugada, decretaba gol visitante. 2-3 y nuevo varapalo para el Estadio que volvía a encontrarse por detrás en el marcador. El Oviedo se vino arriba con el gol y pudo aumentar la cuenta en una falta en la frontal que sacó de forma felina el guardameta Escobar en una gran intervención. Y la respuesta no tardó en llegar. Otra falta en el 59 botada por David en campo propio, termina con un fallo de entendimiento entre el portero y la defensa, que dejan un balón suelto en el área que aprovecha Milans para conseguir la igualada. El empate trajo los mejores minutos de los nuestros que dispusieron de varias ocasiones para llevarse el encuentro. Marcos y Nacho robaban en la medular y abrían a las bandas para que Pelayo y Enol se convirtieran en una pesadilla para los defensas oviedistas. En una de ellas Enol se va por la izquierda y su chut cruzado lo saca el portero con muchos apuros. En el 68, Guille, que había sustituido a Iker unos minutos antes, engancha una volea desde fuera del área y estrella el esférico en el travesaño. Un minuto después, de nuevo un robo en la derecha termina en un balón al área que otra vez Guille consigue enganchar, y su disparo lo saca a córner el portero in extremis. Y unos minutos después otra incorporación de Enol por la izquierda termina en un centro chut que el portero no acierta a despejar sin que llegue ningún jugador local al remate. Ya en los minutos finales una buena combinación por la izquierda entre Guille, Marcos y Pedro termina en un chut de este que sale demasiado centrado. No dio tiempo para mas y con el 3-3 se llegó al final del encuentro.

Un punto para los locales que, por lo visto en el partido, se quedó corto. El dominio y las ocasiones cayeron del bando blanquiazul, pero al final lo que mandan son los goles y el Oviedo rentabilizó su pegada y se llevo un empate de su visita a El Cristo. El próximo sábado en el Alvarez Rabanal a las 15:30 un nuevo capítulo de esta emocionantísima Liga Nacional juvenil.

Goleadores: Hugo Vidal, Pelayo (P) y Milans

¡¡¡1, 2, 3 ESTADIO!!!

¡Compártelo en tus redes!